Actividades

Tai Chi y otras Actividades

El Taiji-quan ("TaiChi") es un milenario Arte Marcial de China basado en la observación de la naturaleza, del ser humano y de la relación entre ellos. Extendido principalmente como forma para mejorar y mantener la salud, favorece la respiración, el equilibrio y la coordinación a todos los niveles.

Qi Gong y Taiji-quan 

Entendemos por Qi Gong (o Chi Kung) al trabajo con la energía. La energía primordial (Qi) que nos mueve y de la que nos alimentamos los seres vivos… y los aparentemente no tan vivos. Este trabajo (Gong), implica un esfuerzo, una dedicación en tiempo, interés y constancia. No es algo que se consigue inmediatamente, sino después de algún tiempo de práctica.


El Taiji-quan (o Taichi) es un Arte Marcial que, precisamente por trabajar con la energía, es eficaz como tal y tambien a nivel terapéutico, ya que busca, entre otros aspectos, ese equilibrio de nuestras energías internas -y con el exterior-, que denominamos Salud.


El Taiji es, por tanto, Qi Gong y, como práctica,  es un trabajo holístico que desbloquea, equilibra y tonifica a la persona que lo practica asiduamente en todos sus aspectos, por lo que actua como preventivo de nuestra salud.


A nivel energético, se compensan los desequilibrios que, según la Medicina Tradicional China, pueden dar lugar a enfermedades a nivel físico o emocional. Se tonifica y fortalece progresivamente todo el cuerpo. A nivel mental relaja y tranquiliza, bajando el excesivo ritmo de nuestros pensamientos. A nivel emocional nos ayuda a contactar e identificar nuestras emociones  y canalizarlas de forma equilibrada. Y a nivel espiritual, ayuda a sentirnos en paz con nosotros mismos y nuestro entorno. El Taji es una forma de reencuentro con la Naturaleza y con todo lo que Es.

Respirar, Sentir y Movimientos circulares

La respiración es el aspecto más importante del Taiji. De ella depende prácticamente toda la eficacia del trabajo, y que lo que hacemos no sea solo “gimnasia”.


Los movimientos sutiles y pausados del Taiji, permiten apreciar los numerosos matices y detalles que esta práctica conlleva, y realizados de forma circular trabaja correctamente las articulaciones y favorece la fluidez a nivel energético.


Estar atento al momento presente y a todas las sensaciones, tanto físicas, energéticas  y emocionales, es una de las maneras de conducir la mente a un estado de tranquilidad y sosiego que hacen que el Taji sea una buena forma de meditación en movimiento.

Practicar, practicar, practicar

Los beneficios de la práctica del Taiji-quan y el Qi Gong, pueden apreciarse muy pronto, pero para obtener unos resultados óptimos sólo hay un camino: Practicar.


Cada uno se inicia desde su propia condición física o circunstancias de salud y desde ahí se avanza en todos los aspectos que el Taiji y el Qi Gong potencian: respiración, coordinación, equilibrio, flexibilidad, fortalecimiento muscular, disciplina… relajación, … y paciencia.

Meditación

Curiosa y controvertida disciplina. Pero si vamos a su esencia, diríamos que consiste en estar en lo que estás. Atención plena al momento presente. Identificar el flujo de pensamiento sin aferrarte a ellos y volver cada vez que percibes que te fuiste con ellos. Simple.

Defensa personal

Dicen que el Taiji-quan, bien practicado es la mejor de las artes marciales. De los movimientos aprendidos se extraen unas aplicaciones marciales sencillas y resolutivas que nos pueden proteger, y a la vez, mejorarán nuestra atención, asertividad, reflejos y autoestima.