O… ¿Eres tipo Madera?

» El Hígado, cuyo Qi es afín a la fase de la Madera, induce al movimiento y despierta la mente permitiendo que crezca la tensión y la presión. Al igual que la primavera inicia el ascenso de la savia en los árboles, del mismo modo el Hígado aumenta la Sangre y el Qi. Acumulando y liberando alternativamente la sangre, el Hígado modula la intensidad y la fuerza de todos los movimientos y procesos.» Fuente: Entre el Cielo y la Tierra

La primavera está relacionada con la energía o Qi de Madera, energía relacionada con Hígado y V. Biliar según la Medicina tradicional china.

La energía de Madera es pionera, iniciadora, creciente y expansiva. Surge aparentemente de la nada, de la quietud o recogimiento del invierno. Una semilla en la tierra, que permaneció inmóvil durante el invierno, que a nuestros ojos parece no tener vida, al llegar la primavera, surge el brote, surge la vida.

El letargo inviernal ha llegado a su máximo yin, a su máximo movimiento centrípeto, hacia el interior, para mutar al expansivo movimiento centrífugo, hacia el exterior, a generar nueva vida, con las pilas cargadas del reparador invierno.

En Invierno nos encargamos o debimos encargarnos de fluir con esta estación, de acompasar nuestro ritmo de actividad/reposo a su energía de recogimiento, de un mayor descanso, para nutrir adecuadamente la energía de Agua, del Riñón/Vejiga para dar comienzo a un nuevo ciclo de vida, de «derroche energético» que nos demanda o nos induce la primavera seguida del verano.

Cualidades físicas Tipo Madera

Físico flexible, musculoso y robusto o fibroso, piel gruesa, a veces áspera. Tez morena, manos y pies fuertes, delgados y nervudos.

Cualidades Psicológicas

Las personas «Tipo madera» son Valientes, Pioneras, Iniciadores e Impulsoras por naturaleza, son personas muy activas, se sienten cómodas con la actividad, con el derroche energético, funcionan bien bajo presión, seguros de sí mismos suelen salir airosos de situaciones difíciles, que es posible, que ellos mismos hayan creado.

Creadores e impulsoras de negocios los cuales dejan de involucrarse cuando ya planean por sí solos, para seguir creando nuevos negocios, llevando a la práctica ideas nuevas e innovadoras, son muy prácticos, necesitan llevar a cabo todo aquello que imaginan sin pensarlo dos veces.

Son físicamente incansables, tras largas caminatas montaña arriba, cuando sus compañeros se disponen a descansar y recuperarse, él o ella ya está pensando y dispuesta a seguir con la siguiente ruta o cumbre.

Son personas que se adaptan muy bien a nuestro modelo de sociedad competitivo e hiperactivo.

Tendencia Patológicas

Su falta de autocontrol, de frenarse, de saber cuando parar y relajarse es su mayor problema.

En el trabajo, su tendencia a excederse, a hacer más de la cuenta y a dirigir más de lo necesario, convierte su valentía, compromiso, claridad, decisión y fuerza impulsora en arrogancia e impulsividad, falta de claridad, a correr riesgos innecesarios e incluso a volverse un tirano y un provocador.

Rasgos Somáticos Característicos Tipo Madera.

Exagerados.DeficitariosDificultades con
Hipertensión.Presión sanguínea
inestable
Cefalea occipital/
lateral.
Cabello/ piel
grasos
HipoglucemiaMigrañas
FurúnculosVisión borrosaSíndrome de la
articulación
temporomandibular
Calambres en
músculos largos,
manos y pies
Sensibilidad a la luz
y los ruidos
Neuralgias faciales
VértigoEscozor en ojos,
uretra y ano
Disfunción de
nervios
periféricos.
Zumbido en
oídos
TendinitisHipertensión
Estreñimiento con
retortijones y
espasmos
Uñas secas y
quebradizas
Disfunciones
sexuales
CiáticaArticulaciones laxas y
músculos tensos
Reglas dolorosas
Dolor de costillasColon irritableSíndrome
premenstrual
ArdorTensión crónica en
cuello y hombros
Abuso de
sustancias
Dificultad para
tragar
Dolor de
ojos/oídos
Herpes
Uñas duras y
gruesas
Dolor en el pecho
Lesiones en
tendones

Cuando la energía/Qi de Hígado está en Exceso se expresa mediante una propensión a dolores de cabeza, a descargar la energía contenida en estallidos emocionales y ruidosos, comportamiento nervioso y errático, comer a toda prisa, hacer ejercicio de forma inconstante, intolerancia, compulsión por el trabajo y necesidad de sedantes para relajarse y poder dormir.

El Hígado activa los procesos de la digestión y de la asimilación de nutrientes, cuando está en exceso trastorna la digestión generando fuerte apetito, evacuación irregular, acidez, gases y dolor espasmódico de estómago e intestinos. También puede provocar tensión en la laringe y el esófago, dolor entre las costillas y respiración superficial o sibilante.

Cuando la energía/ Qi de Hígado está en insuficiencia «Exhausto«, se  caracteriza por irritabilidad, indecisión , sensibilidad al ruido, pérdida del discernimiento y la perspectiva, necesidad de estimulantes y un sentimiento de desasosiego, agobio, tensión y cansancio. El movimiento, la excitación y el pulso disminuyen. Sin la fuerza movilizadora de Hígado se acumula la humedad (retención de líquidos) esto genera edemas y también puede generar flema en Pulmón. Los músculos están pesados y rígidos, la circulación se ralentiza, los factores externos como el frío penetran con facilidad provocando molestias y dolores en articulaciones y tendones.

Los «Tipo madera» al igual que otros elementos suelen alternar entre estos estados de exceso e insuficiencia.

Terapia

Acupuntura

Utilizamos acupuntura para poder regular las funciones fisiológicas del Hígado, y los órganos relacionados directamente con la desarmonía del Hígado, del elemento madera, que son Bazo/ Estómago (Elemento Tierra) y Pulmón/I. Grueso (E.Metal) en el ciclo de control y Elemento Agua (Riñón) y Fuego (Corazón) en el ciclo de generación . Dependiendo del estado de los Órganos implicados directamente, ya sea hiperfunción como suele ser el caso del Hígado o Hipofunción que suele ser el caso del Bazo y Pulmón cuando el Hígado está en exceso. Según el caso elegiremos unos puntos acupunturales u otros.

Fitoterapia China

Las plantas medicinales serán muy importantes en este patrón, sobre todo, en caso de Insuficiencia y agotamiento. Con ellas nutriremos la Sangre de Hígado, ayudaremos a armonizar los movimientos naturales y fisiológicos de los órganos del elemento Tierra y Metal, tonificaremos la esfera del Riñón, que es el elemento madre de la madera, el que nutre al Hígado y dispersaremos el fuego por vacío si es necesario.

Aclaraciones

Los síntomas descritos no solo hacen referencia a personas «Tipo madera». Una persona de este «tipo» se puede ver reflejada en mucho de los síntomas, aunque no solo ellos, hay muchas personas que se pueden ver reflejadas aunque no tengan una energía predominate «Tipo Madera» (Hígado/ V. Biliar).

Como he comentado en otras publicaciones todos contenemos los cinco elementos y energías, y no podría ser de otra manera, ya que, estas energías corresponden a la energía, actividad o vitalidad de los distintos «Órganos», siempre desde la perspectiva de la M.T.C, donde el órgano que nombramos no se limita solo al órgano en sí, sino que incluye más elementos relacionados. Cuando la actividad es mayor en dicho elemento, se dice que se es ese elemento. Todos tenemos Hígado y energía/ Qi de «Madera» como es lógico y perdonad la redundancia.

El motivo por el cual no solo los «Tipo Madera» se verán reflejados en alguno o varios de los síntomas descritos anteriormente, es porque a la mayoría de nosotros se nos ha educado para reprimir la emociones, en lugar de expresarlas adecuadamente, de forma que podamos liberar esa energía sin generar dolor o conflicto con otras personas. La/s emoción/es relacionadas con Hígado/V.B son la Ira, la frustración, la rabia o la impotencia generadas principalmente por reprimir emociones en caso de injusticia o simplemente por no saber expresarlas de manera asertiva. Esta acumulación de Ira y rabia en el tiempo, nos envenena por dentro, en M.T.C estas emociones perjudican directamente al Hígado, de ahí que, muchas personas puedan somatizar síntomas o dolencias como las descritas anteriormente, aunque no se consideren «Tipo Madera».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *